24 mar. 2013

CARTA DE AMOR: MI MUÑECA

Querida amiga:

      Hoy te escribo esta carta para agradecerte muchas cosas.
Eres chiquitina y gordita, tu mirada verde me alegra y  tu pelo rubio me ilumina. 
Siempre estás ahí, desde que nací. La mayor parte del tiempo no he sabido aprovecharte pero eres mi compañera fiel y mi mayor tesoro,
  En los momentos difíciles, tus abrazos me reconfortan y cuando tengo miedo o me encuentro mal, tú me ayudas.
  Si tú no estás, yo no soy la misma y si algún día te marchas, yo nunca te olvidaré y, sin duda,       
  siempre recordaré lo mejor de ti,querida muñeca.

                                    Elda García Bolado 2º C

CARTA DE DESAMOR: MI MOCHILA

MI  MOCHILA



¡Ay, mochila! ¡Tan bonita cuando te compré!  Parecía que ibas a ser muy buena, pero todos los días estás machacándome la espalda y encima estás llena de los libros del instituto.


¡Eres lo peor que me ha pasado!  Te tengo todo el día pegada a mí yera,  parezco yo tu mula de carga porque todo el día te tengo que llevar, ¡a ver cuando me llevas tu a mí!


¿Por qué  tienes esas asas tan malas que se me clavan en la espalda como cadenas?  Además eres fea, siempre cargada de los libros tan pesados.
 Nunca llevas nada que me interese o me agrade, pero siempre te voy a recordar, aunque no para bien.




¡Adiós mochila!  

Alberto Rebanal Gómez - 2º B

8 mar. 2013

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA


CARTA DE DESAMOR: MANGO


                MANGO
                        Tú, esa tienda a la que siempre mi madre me hace entrar, ¡¡ Ufff !!
    Quisiera despedirme de ti porque nunca me vas a volver a ver cruzar el umbral de tu puerta, y te preguntarás:

 “¿Por qué no te gusto?”, pues muy simple:

 Cuando entro: ¡Me asusto!
 Tal susto, que tengo ganas de salir corriendo, pero, no quiero hacer el ridículo.  Para rematar, es que a mi madre le encanta ir de compras, mira prenda por prenda y suele dar unas diez vueltas, así que… ¡¡Estoy harta!!

         Muchas veces, cuando llego a casa, tengo las piernas doloridas, porque, ¡Eres tan grande!

           Así que, querida enemiga nunca más me verás estar detrás de mi madre poniendo “cara de ajo” y nunca, pero, nunca jamás me volverás a ver comprando o probándome algo tuyo.
                   ¡¡ Hasta nunca!!
                                                           
                Aroa Barrajón Bailón 2ºC



3 mar. 2013

CARTA DE DESAMOR: LA COLIFLOR


LA COLIFLOR

 ¡Por fin me he desecho de ti!

   Cada vez que te veía, me entraban arcadas. Todas las semanas, cuando salías de la cocina con esa manta blanca de mayonesa y te acercabas a mí, tu perfume me hacía ver las estrellas ¡Cuántas veces intenté besarte! Pero… ¡Con tu horrendo sabor no podía dártelo!
     Y ahora que hace tantos años que no te veo…, que no te beso… ¡Estoy feliz de no estar contigo!
    Además. ahora ya me gusta otra, más verde, con mejor perfume y que no me quiere hacer daño.
                                                                                          ¡Adiós, mi putrefacta verdura!. 
  
 Pedro J. Iglesias Gómez - 2º B
 Taller de Comunicación