26 ene. 2016

LUZMA, COCINERA Y AMANTE DEL ROCÍO


      Luzma, gran cocinera,tras su retiro, descansa en un pueblo de Valdáliga.
      ¿Cómo y con qué edad entraste en el mundo de la cocina?
-Cociné desde pequeña. Ya con once años hacia la cena de Navidad y  me gustaba más cocinar que jugar. Después me casé y me fui a vivir a San Sebastián, allí estudié en una escuela de cocina, algunos de mis profesores eran grandes cocineros de este país como Arzak, Pedro Subijano... Al volver de San Sebastián me hice cargo del negocio familiar en Treceño.

 ¿Quién inició el negocio?
-El negocio lo iniciaron mis padres

¿Te ayudaba alguien especialmente en la cocina?
-Mi madre.
 
Basándome en las fotografías y adornos que posteriormente he visto es  fácil darse cuenta de que eres amante del Rocío. Cuando has ido allí ¿Has traído alguna idea sobre tu pasión?
-Si, aprendí a cocer las gambas de una manera especial en Huelva.

 ¿Tu plato favorito?
- Mis platos favoritos son los de cuchara.

  ¿Cuál fue el primero que aprendiste a cocinar?
- Alubias Rojas, esta receta me la enseñó mi madre.

 ¿Echas de menos la cocina profesional ahora que te has retirado?
- Sí, la cocina para mí es una adicción.

  Del 0 al 10, ¿Cómo te valoras en la cocina?
- No me puedo valorar, esto solo lo puede hacer la gente que ha probado mi cocina.

        Estoy seguro de que puedes valorarte pero respeto tu decisión. Antes de irme me gustaría agradecerte tu tiempo y dedicación, ¡y qué sigas así!. Gracias Luzma.

Hugo Sañudo Callejo, 1ºB